losmitos 

Todo el mundo precolombino veía en el oro y la plata sólo soportes para expresar su arte y no una moneda de cambio o reserva de valor, como pensaba el hombre occidental. Así tenemos que para los Incas, el oro era el sudor del sol y la plata las lagrimas de la luna, todo lo que allí se hacia de oro y plata eran manifestaciones de lo sagrado.

En cuanto a los mapuches, tenemos que la pareja sol y luna luego de una gran pelea se separaron, dando lugar al día como un periodo de búsqueda del sol a su pareja y a la noche, como la búsqueda que emprende la luna para volver a su amado. No pudiendo encontrarse, el sol lloro lágrimas de fuego que al tocar la tierra se convirtieron en oro y la luna, por su parte, provoco un llanto tan fuerte que al tocar la tierra se transformo en plata.

Estas piezas intentan rendir un pequeño homenaje a esas historias y trasladarlas a un uso urbano y actual. Nuestra propuesta es lograr manifestaciones actuales de tiempos pasados y darles un lugar nuevamente en nuestro día a día.